Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
investigación
Logotipo UN
Elija un buscador del SIUN

Notas Boletín UN Investiga

Carta de la Vicerrectoría de Investigación al Congreso de la República sobre el Fondo de Investigación en Salud (FIS) de Colciencias

Este miércoles 17 de agosto de 2016 fue radicado ante las comisiones sextas del Senado de la República y de la Cámara de Representantes el oficio VRI-478 de 2016, en el que la Universidad Nacional de Colombia manifiesta su preocupación por el Artículo 74 del Proyecto de Ley del Presupuesto General de la Nación para el año 2017, mediante el cual, de ser aprobado, se trasladarían los recursos del Fondo de Investigación en Salud, administrados actualmente por Colciencias, al ICETEX.

Esta preocupación es compartida por la Asociación Colombiana de Inmunología, presidida por la profesora Gabriela Delgado, directora del Departamento de Farmacia de la Facultad de Ciencias de la UN sede Bogotá, que el mismo día radicó ante dichas comisiones una petición de similar cariz que puede descargarse al final de esta nota.

El siguiente es el texto de la carta enviada por la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad Nacional de Colombia al Congreso de la República:

 

Bogotá, D. C., 10 de agosto de 2016 [VRI-478-16]

Honorables senadores y representantes:

Vemos con mucha preocupación la inclusión del Artículo 74 en el Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Nación 2017, que reza:

«Artículo 74. Los recursos del Fondo de Investigación en Salud al que se refiere la Ley 643 de 2001 administrados por el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología “Francisco José de Caldas” Colciencias y que pertenecen a la Nación se destinarán a financiar el programa de becas crédito establecido en el parágrafo 1° del artículo 193 de la Ley 100 de 1993, en el monto que defina el Ministerio de Salud, para  la formación de médicos especialistas en áreas clínicas y quirúrgicas y de esta forma contribuir a la generación de conocimiento científico y tecnológico para el desarrollo económico y social del país y apoyar a la consolidación de capacidades en Ciencia, Tecnología e Innovación».


Como la primera Universidad pública del país, responsable tanto de formar el capital humano que necesita Colombia como de generar nuevo conocimiento para la solución de los problemas nacionales, no concebimos que tengamos que elegir entre una u otra misión. La Universidad Nacional de Colombia debe ser protagonista activa del postconflicto; tenemos todas las capacidades para continuar contribuyendo y apoyando en la construcción de país desde nuestras tres funciones misionales: docencia, investigación y proyección social. Redireccionar los recursos del Fondo de Investigación en Salud (FIS), destinados a la financiación de proyectos que den respuesta a los problemas prioritarios en Salud y que generan nuevo conocimiento, es inducir un retraso aún mayor en las metas que buscan que empecemos a vivir del conocimiento y dejemos de vivir de las ya devaluadas materias primas, en este escenario del postconflicto para el cual nos estamos preparando.

La Universidad Nacional de Colombia ha sido partícipe y beneficiaria de los proyectos de investigación financiados por el FIS, con los cuales ha generado productos de nuevo conocimiento y formado capital humano a todos los niveles. A la fecha nuestra Alma Máter cuenta con 573 docentes investigadores que trabajan en las áreas de Ciencias Médicas y de la Salud, organizados en 159 grupos de investigación. Gracias a esos avances, la Universidad ha constituido una Red de Investigación en Salud que empezará su fase de estructuración en este semestre, Red que buscará integrar las capacidades de investigación institucional en el área de la Salud y que requiere de los recursos financieros procedentes de fuentes nacionales concebidas para tal fin, incluyendo el FIS.

Sabemos de las imperiosas necesidades del Sistema General de Seguridad Social en Salud, en donde el déficit de especialistas es evidente. El reto está en buscar los recursos y los mecanismos para formar ese capital humano y suplir esta necesidad, sin sacrificar otro tema de vital importancia como es la inversión en Ciencia y Tecnología (declarado así por el mundo desarrollado al cual aspiramos llegar).

Consideramos que desviar los recursos del FIS para ofertar becas-crédito para especialistas no cuenta con el sustento jurídico, pues ese 7 % procedente de los juegos de azar está destinado exclusivamente a «Promover e impartir directrices encaminadas a fortalecer la investigación, indagación, consecución difusión y aplicación de los avances nacionales e internacionales en temas como cuidado, promoción, protección, desarrollo de la salud, calidad de vida y prevención de las enfermedades».  Desde el análisis hecho en nuestra institución, no entendemos cómo la formación de este capital humano a través de becas-crédito a nivel de especialidad clínica-quirúrgica aportaría, en sentido estricto, a fortalecer la investigación científica en el tema de Salud, cuya base conceptual es la generación de nuevo conocimiento.

La constitución del FIS y su operación y administración conjunta entre el Ministerio de Salud y Protección Social y el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (COLCIENCIAS) han sido de los pocos logros que hoy en día podemos considerar como una política de Estado. Y entendemos que las políticas sólo se cambian o se sustituyen luego de un previo análisis de impacto de las mismas para la proyección e implementación de unas nuevas (que deben estar construidas sobre esas mismas bases sólidas). Desde la Universidad Nacional de Colombia, el balance de inversión del FIS ha sido no solo positivo, sino que sigue siendo necesario para el fomento y consolidación de algunas áreas o ejes temáticos, que esperan aportarle al país el conocimiento en el corto, mediano y largo plazo. Sin este recurso procedente del FIS hacer de Colombia el tercer país más innovador de América Latina en el 2025 sería una franca utopía.

Esperamos que se tengan en cuenta las razones expuestas y se excluya del Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Nación 2017 el lesivo Artículo 74.

Agradecemos su amable atención y quedamos a la espera de una respuesta favorable a esta solicitud.

Cordialmente,

 

DOLLY MONTOYA CASTAÑO
Vicerrectora de Investigación
Universidad Nacional de Colombia

[Boletín UN Investiga 310, 18 de agosto de 2016]

Noticias relacionadas

Ficheros relacionados

SESQUICENTENARIO