Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
investigación
Logotipo UN
Elija un buscador del SIUN

Notas Boletín SIUN

La academia es fundamental para crear políticas públicas eficaces sobre agua

La iniciativa de creación de un Centro de Excelencia en Agua como el que se tiene previsto conformar en la Universidad Nacional de Colombia (U. N.) será determinante para abordar un tema estratégico para el país y sus regiones, las comunidades y el sector productivo como lo es el tema de agua.

El Centro de Excelencia en Agua contribuiría a liderar la cooperación entre diversas áreas en forma continua (Foto: Nicolás Bojacá/Unimedios)

«La Vicerrectoría de Investigación tiene entre sus propósitos promover la conformación de Centros de Excelencia como escenario para propiciar el encuentro de conocimientos y saberes, abordar temas estratégicos y sus retos desde la articulación de los fines misionales, la consolidación de alianzas, redes y trabajo colaborativo entre los investigadores, grupos de investigación, institutos, facultades y sedes, que permita fortalecer la cooperación nacional e internacional», destacó la profesora Claudia Patricia Pérez Rodríguez, directora nacional de Investigación y Laboratorios, durante la apertura del foro.

Foto: Laura Berrío/VRI

«Una de las claves para dar solución a los problemas relacionados con el agua es tomar ejemplo de las lecciones aprendidas», destaca la profesora Gutiérrez-Magness (Foto: Laura Berrío Flórez/VRI)

Foto: Laura Berrío/VRI

Angélica Gutiérrez-Magness, quien lidera la Iniciativa de Sostenibilidad Global del Agua dentro del Grupo de Observaciones de la Tierra (GEO), y es coordinadora los proyectos hidrológicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos junto con la profesora Nicole Cerci Mostagi —profesora e investigadora de las universidades Estadual de Londrina y del Norte de Paraná, Brasil— ofrecieron sus consideraciones respecto a la importancia de preservar el recurso hídrico ante los desafíos que plantean aspectos como el cambio climático, la contaminación y la necesidad de restaurar las cuencas hidrográficas, entre otros.

Respecto a la experiencia del Centro Nacional del Agua de los Estados Unidos, la profesora Gutiérrez destacó que se trata del primer centro del país dedicado a los pronósticos del agua, la investigación y la colaboración entre las agencias federales, academia, e industria, además de señalar que el desarrollo y la implementación de este modelo desde la investigación hasta las operaciones no podría haber ocurrido sin compromisos de colaboración sostenidos entre la academia, la industria y el Gobierno.

Foto: Laura Berrío/VRI

«El problema del agua tiene un carácter transnacional», destaca la profesora Cerci (Foto: Laura Berrío Flórez/VRI)

Según la profesora Cerci, contar con diagnósticos sobre el estado de los recursos hídricos, junto con el diseño de posibles líneas de acción, permitirá que las comunidades se integren de forma más armónica a estos procesos, además de considerarlos dentro de un contexto que permita efectuar acciones conjuntas con otros gobiernos.

Foto: Laura Berrío/VRI

«Los retos que Colombia tiene en cuanto al manejo del recurso hídrico no son únicos para Colombia. Todos los países tienen retos similares porque a todos nos afecta la variabilidad climática, y porque todos necesitamos del agua», precisa la profesora Gutiérrez, para quien las lecciones aprendidas en otras latitudes deben ser tenidas en cuenta al momento de desarrollar soluciones a las dificultades locales.

En tal sentido, la profesora Cerci llama la atención en que, para el caso de América Latina, el hecho de que se tengan condiciones similares en aspectos sociales, económicos y culturales hace posible que se puedan diseñar políticas conjuntas que permitan desarrollar soluciones globales.

Para el caso de zonas como el extenso territorio amazónico, lo que hagan países como Brasil, Colombia, Ecuador o Perú en forma individual, afectará al resto. «El agua no puede tener límites políticos y de ahí la necesidad de trabajar en forma mancomunada», precisa la experta Cerci.

Foto: Laura Berrío/VRI

Foto: Laura Berrío/VRI

Foto: Laura Berrío/VRI

Riesgos y amenazas

En la medida que el agua tiene un valor de uso, así como de carácter económico y comercial, se ha convertido en un recurso que tiene una gran demanda por parte de las multinacionales y, por tanto, uno de los mayores retos de los gobiernos será el de garantizar que la población pueda tener acceso a este recurso, además de desarrollar estrategias que contribuyan a disminuir el riesgo de contaminación.

En tal sentido, puede observarse que la disponibilidad, suministro y distribución de agua tiene grandes deficiencias en vastas zonas del globo terráqueo, sumado a problemas de carácter transfronterizo, variabilidad y cambio climático, tal como se concluyó en el Foro Económico Mundial celebrado en 2015, así como la toma de decisiones desinformadas por la ausencia de un marco que tenga un carácter coordinado y sostenible.

 

Foto: Nicolás Bojacá/Unimedios

Foto: Laura Berrío/VRI

Para el caso de países como Colombia, dicha crisis también obedece a una evidente falta de servicios de información, así como de políticas públicas que sean claras, y que no solo se limiten a expedir una serie de normas sino que además tengan la posibilidad de hacerlas cumplir.

«Colombia cuenta con una serie de políticas que son vagas y en líneas generales carecen de estándares que hacen difícil su implementación», precisa la experta Angélica Gutiérrez, quien recordó que en el siglo pasado en los Estados Unidos se vivió un problema similar, y que a través de normatividad, empezando en 1948 con la Ley Federal de Control de la Contaminación del Agua, se empezó a abordar los problemas de contaminación del recurso.

Foto: Nicolás Bojacá/Unimedios

Las regulaciones y normatividad en materia de agua deberían tener un carácter constante que pueda actualizarse (Foto: Nicolás Bojacá/Unimedios)

Hacia los años 70 los ríos eran auténticas cloacas, y a través de la Ley de agua limpia de 1972 (Clean Water Act) se estableció una estructura básica para regular las descargas contaminantes y se le otorgó a la Agencia de Protección Ambiental la autoridad para implementar programas de control de la contaminación, así como estándares de aguas residuales para la industria.

Se trata de una política de Estado que se actualiza en forma permanente, con el fin de ajustarse a nuevas problemáticas, y que actualmente obliga a que cada estado cuente con un sistema de monitoreo sobre todos los cuerpos de agua.

Foto: Laura Berrío/VRI

Foto: Laura Berrío/VRI

La profesora Claudia Patricia Pérez destacó la importancia sobre la consolidación de alianzas, redes y trabajo colaborativo dentro de la comunidad académica (Foto: Laura Berrío Flórez/VRI)

(JCMG; fotos: Laura Berrío Flórez/VRI [2-8, 10, 12-13], Nicolás Bojacá/Unimedios [1, 9, 11])

[Boletín SIUN 424, 7 de febrero de 2019]

Noticias relacionadas