Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
investigación
Logotipo UN
Elija un buscador del SIUN

Notas Boletín SIUN

Centro de Excelencia en Cannabis y Agronegocios comienza sus apuestas investigativas

Colombia habla de forma más reiterativa y contundente de los usos del cannabis. Se mueve en las discusiones mundiales hacia la legalización, el mercado medicinal y el uso industrial que impulsa a la economía.

El Centro de Excelencia en Cannabis y Agronegocios busca crear, innovar, articular, sistematizar y transferir conocimiento relacionado con el cannabis a través de programas, proyectos y acciones de formación, investigación y extensión, en conjunto con el sector externo, para fomentar la competitividad del cannabis y de otros biorecursos (foto: archivo Unimedios)

 

Por Laura Sánchez Largo

 

La sofisticación de estos procesos nutre el comienzo del Centro de Excelencia en Cannabis y Agronegocios (CECA) de la Universidad Nacional de Colombia, que se inaugura hoy en el auditorio del Edificio de Ciencia y Tecnología.

El profesor asociado Iván Darío Gil es quien dirige el proyecto que se gestó en intereses investigativos sobre el uso del cannabis: «empezamos encontrar escenarios comunes para tener un trabajo engranado sobre la cadena productiva y con la participación de varias disciplinas: agronomía, ingenierías agrícola, química y agroindustrial, medicina, farmacia. No solo pensar en cannabis sino en otros vegetales que pueden tener aplicaciones en el campo terapéutico y medicinal, de cosmética y alimentos».

Asistentes al curso de extracción de componentes bioactivos utilizando fluidos supercríticos ofertado por el Centro de Excelencia.

 

«El Centro de Excelencia en Cannabis y Agronegocios quiere brindar soporte científico y técnico que permita obtener información precisa de los aportes medicinales»: Iván Darío Gil, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNAL sede Bogotá.

 

En agronegocios

El Centro invertirá sus esfuerzos en la generación de conocimiento y su adecuado aprovechamiento, por ejemplo con plantas como sacha inchi, una oleaginosa de la familia Euphorbiaceae, que crece en selvas tropicales.

El director Gil explica que la planta se ha popularizado como consecuencia de alta productividad, que alcanza en promedio 7600 kg por hectárea al año. La composición de su grano es lo que en últimas refuerza su gran atractivo, al contar con un porcentaje considerable de aceites, proteínas y aminoácidos. El aceite que se extrae de la semilla posee un alto contenido de antioxidantes y ácidos grasos, un componente usado en la industria farmacéutica, alimenticia y cosmética.


Equipo de extracción con fluidos supercríticos. Parte de la infraestructura que apoya el trabajo del Centro de Excelencia.

Retos

Este Centro tiene un reto que desafía las gestiones: «Posicionar la investigación en cannabis y otros recursos naturales en la generación de productos de valor agregado que puedan ser usados en la medicina, farmacia, alimentos, cosméticos y nuevos materiales con el propósito de contribuir al desarrollo agroindustrial y agroempresarial del país», explica el director, quien es ingeniero químico, magíster en esa misma área y doctor en Ingeniería de Diseño de Procesos y Productos.

«Se hace necesario poner en evidencia los beneficios, qué se debe hacer de la mano de la intención de quienes legislan, qué hay posible que sean así»: Iván Darío Gil, profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNAL sede Bogotá.

 

Áreas de trabajo

El director Iván Darío Gil explica que hay unas tendencias de la demanda mundial sobre el uso de productos farmacéuticos, a partir del cannabis medicinal, que dependen del desarrollo de la cadena productiva que integra desde la etapa de siembra, cultivo y cosecha de la planta hasta la extracción de derivados:

Cultivo

Es un área de desarrollo para estudiar las semillas, el mejoramiento genético, la adaptación de las plantas al clima colombiano.

Poscosecha

Secado de la flor de cannabis que cumplan con requerimientos. En Colombia se toma la flor para procesarla en extracción para sacar derivados. Requiere de secado y poscosecha. El año pasado se reglamentó la posibilidad de exportar flor y se abrió la mirada hacia las nuevas formas de hacer el secado con los nuevos requerimientos.

Extracción y transformación

Se estudian los procesos para obtener de la planta los compuestos bioactivos de mayor interés. Estudiar los procesos relacionados a la purificación de estos extractos y sacarles provecho.

Políticas públicas y reglamentación

Incidir en la formulación de políticas públicas, ya que despierta las posibilidades de trabajo en el sector.

Participantes

Hasta la fecha se han involucrado 17 grupos de investigación de 5 sedes que actualmente adelantan investigaciones orientadas a generar valor agregado en la cadena productiva del cannabis. Mencionamos algunas de las dependencias a las que pertenecen:

  • Departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Facultad de Ingeniería en Bogotá
  • Departamento de Farmacia de la Facultad de Ciencias de la sede Bogotá
  • Facultad de Medicina de la sede Bogotá
  • Facultad de Ciencias Agrarias de la sede Medellín
  • Facultad de Ingeniería y Administración de la sede Palmira
  • Instituto de Biotecnología de la sede Bogotá
  • Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la sede Bogotá
  • Instituto de Estudios de la Orinoquia de la sede Orinoquia

Agenda del lanzamiento (viernes, 25 de noviembre de 2022, UNAL sede Bogotá)

(LSL/VRI; fotos: Centro de Excelencia en Cannabis y Agronegocios)

[Boletín SIUN 611, 24/25 de noviembre de 2022]